El Trofeo se queda en casa en un trepidante partido (5-4) y ante un gran rival

Era la presentación oficial de nuestros equipos ante la afición, a sólo cuatro días para el comienzo liguero de nuestro senior y poníamos en juego el Trofeo Ciudad de Torre del Mar ante un rival, el Almuñécar City que en pre temporada no había perdido un sólo partido.

El resultado de 5-4 dice mucho del espectáculo de goles y buen fútbol que se vivió en el Juan Manuel Azuaga, donde la UD Torre del Mar tiró de esfuerzo y calidad técnica para derrotar a un conjunto con gran portento y presencia física que siempre estuvo a remolque de los torreños en el marcador.

Se adelantaría el equipo de Francis Parrado gracias a dos tantos del guineano Moussa, sin duda su derroche en el campo es admirable. El primero gol tras ganar la acción a su marcador y cruzar raso y fuerte ante el meta visitante cuando se llevaba jugado el minuto 21 de juego y el segundo ocho minutos después colándose entre los centrales y ante el portero elevar el balón con pierda izquierda y anotar un gran gol.

Además los nuestros pudieron hacer algún gol más, primero en un disparo desde la frontal de Cantero al larguero y en otra donde el colegiado anularía un tanto a Matías tras aprovechar una rechace a una falta lateral que sacó Ray y que sorprendió al meta del Almuñécar City.

Los siguientes minutos hubo que cambiar al medio centro Víctor Martín por lesión y poco después acortaría distancias el cuadro rival (mto 34) por mediación de Christoper tras un servicio desde la derecha. Con el resultado de 2-1 acabaría la primera mitad en la que jugarían de  inicio:

Del Caño; Lucio, Alessandro, Pablo Pérez, Matías; Cantero; Pablo, Victor Martín, Ray, Pollo y Moussa.

Para la segunda la UD Torre del Mar realizó algunos cambios y variando el sistema de juego, entrando Pulpo en portería, junto a Rafa y Marc Martens para la defensa, Barranquero y Giovanni  en la medular, mientras que en la punta estarían Gallego y Serrano. Por su parte el rival mantuvo a casi todos sus jugadores hasta el mto 60.

Pronto llegaría el 3-1, sería merced a un gran disparo de Giovanni que entró por toda la escuadra cuando apenas se había cumplido el minuto 48. Sin embargo un error en las marcas propició que el Almuñécar acortara distancias apenas dos minutos después.

Y es que el tercer tanto torreño hizo apretar a su rival, que empezó a meter a jugadores de mayor envergadura en el ataque, así estos a base un fuerte ritmo y gran derroche físico llegarían a empatar el partido con dos goles en diez minutos, el tercero de cabeza que dejaría aún con tiempo muy emocionante el partido.

Lejos de bajar los brazos y con un juego más de calidad ante el físico de su rival, la UD Torre del Mar volvería a adelantarse en el marcador por medio de otro gran gol de Ray, cruzando un balón raso desde la izquierda. Y la réplica minutos después llegaría en un balón al segundo palo en el que nada pudo hacer Pulpo, por lo que el choque volvería a igualarse a cuatro.

Apretaron los dos equipos, el Almuñécar tuvo en su botas dos ocasiones pero Pulpo las supo solventar con dos buenas intervenciones, y ya en los minutos en que el partido cobró intensidad por algunas entradas ciertamente a destiempo que embarullaron el choque,  Serrano rompería la igualada con otro gran gol de disparo colocado que nada pudo hacer en su estirada el meta visitante.

Un trofeo que se queda en casa, con un resultado trepidande, pero que lo mejor es la sensación de bloque y juego que ofreció la UD. Torre del Mar ante un digno y fuerte rival al que habrá que estar pendientes de su liga en la de Tercera Andaluza en la provincia de Granada ya que prometen estar arriba.