Empate con sabor agridulce

La tarde en el Juan Manuel Azuaga se presentía de vital importancia viendo el lleno hasta la bandera de la afición torreña.

Nuestros aficionados pudieron presenciar en la previa de este partido de vital importancia  el merecido homenaje realizado a Manolo Rincón por el apoyo y trabajo llevado a cabo durante más de 30 años de ayudando a numerosos clubes de diferentes disciplinas y deportistas de la provincia, entre ellos nuestro propio club.

Los nuestros, respaldados por toda la afición han conseguido un empate con sabor agridulce ante uno de los rivales directos de la categoría.

Ambos conjuntos han disputado un encuentro muy físico, de tú a tú ,que dejaba clara la importancia de los 3 puntos para ambos equipos.

A pesar de contar con numerosas ocasiones , finalmente no pudimos ver puerta y el marcador ha quedado en tablas, dándonos un punto que nos deja cierto sabor amargo por el buen partido disputado y el coraje y garra demostrado sobre el césped.

Seguimos adelante con la vista puesta en nuestro próximo encuentro con el C.D. Barrio y con el apoyo total del pueblo de Torre del Mar.

¡Gracias afición!
¡Gracias Torre del Mar!